HISTORIA

Fue en enero de 2019, en medio de un impresionante bosque primario de Chiloé, cuando escuché hablar por primera vez de los bosques nativos basados en el Método Miyawaki y su famoso crecimiento acelerado.

Con la suerte de contar con un terreno disponible en Pirque, lo que vino luego fue volcarse al aprendizaje del método y mucho más, para crear lo que posteriormente se convertiría en nuestro gran bosque Miyawaki experimental. Finalizado el proceso en agosto de 2019, sólo quedaba esperar.

En medio de la peor sequía en décadas y de heladas inusuales, los resultados fueron asombrosos.

¿Qué aprendí de este proceso? Dos cosas. Primero: que la naturaleza agradece con creces cada gesto nuestro hacia ella. Segundo: que la clave está en suelo.

Así, tras el bosque Miyawaki, me aventuré a ensayar con un huerto inspirado en los fascinantes principios de la agricultura sintrópica de Ernst Gotsch.

Las conclusiones de este recorrido, son las convicciones de Bosko: trabajamos para regenerar los tejidos de nuestra Gran Casa, a partir de la creación de bosques, en sus múltiples formas.

-Magdalena Valdés

Menú